03
May
2018
Control de plagas Plagas de cucarachas por

¿Sabías que las cucarachas, además de causar estragos pueden exponer a tu familia a enfermedades? Los niños son más vulnerables a las infecciones que los adultos y aunque el hogar nos parezca un lugar seguro cuando se trata de la salud ambiental, no lo es tanto, sobre todo cuando se nos instala una plaga de cucarachas en casa.

Estos insectos comen casi cualquier cosa incluido animales muertos y todo tipo de inmundicia. Mientras las cucarachas caminan por encima de los alimentos, juguetes, mordedores etc. los contaminan dejando sus huevos y heces.

Esto junto a la naturaleza curiosa de los niños y el deseo de meterse todo en la boca los expone a enfermedades dañinas como gastroenteritis y otros diversos tipos de infecciones, salmonella, leptospirosis… No queremos que esto suceda, ¿verdad?

Por tanto, debemos conocer algunas opciones que nos puedan ayudar a eliminar cucarachas y minimizar la exposición a ellas.
El primer paso es contactar con un experto en control de plagas Madrid que nos ofrecerá una solución inmediata, además de prevención que evitará nuevas infestaciones.

Recuerda, las plagas de cucarachas, chinches o ratas son fuentes muy comunes de infestaciones domésticas con posibles riesgos para la salud.

Como tener un control de plagas y proteger la salud de los niños de las enfermedades transmitidas 

Como os hemos indicado, las plagas de cucarachas son portadoras de enfermedades muchas de las cuáles tienen un impacto importante en la salud y el desarrollo de los niños, siendo muy importante el control de plagas realizado por profesionales.

Según la Organización Mundial de la Salud, los niños son más vulnerables debido a factores como:

  • Los niños crecen constantemente. Ellos respiran más aire, consumen más comida y beben más agua que los adultos, en proporción a su peso.
  • Los sistemas nervioso central, inmune, reproductivo y digestivo de los niños todavía están en desarrollo. En ciertas etapas tempranas del desarrollo, la exposición a tóxicos ambientales puede causar daños irreversibles.
  • Los niños se comportan de forma diferente a los adultos y tienen diferentes patrones de exposición. Los niños pequeños se arrastran por el suelo donde pueden estar expuestos al polvo, bacterias que se acumulan en el suelo.
  • Los niños tienen poco control sobre su entorno. A diferencia de los adultos, es posible que ignoren los riesgos y no puedan tomar decisiones para proteger su salud.

Si te gusta comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *