Control de plagas
08
Ago
2018
Control de plagas por

Dedicábamos nuestro anterior artículo a las plagas de chinche besuconas, una variedad de chinche transmisora del parasito Trypanosoma cruzi que ocasiona enfermedades graves para la salud y alteraciones en el organismo. Y es que tanto las plagas de chinches de cama como las chinches besuconas son insectos desagradables que preferiríamos vivir sin ellos. ¿Verdad?

Al confirmarse la presencia de estos parásitos se debe tomar rápidamente las medidas oportunas para un control de plagas de chinchesque junto a una actitud positiva ayudará a combatir efectivamente las infestaciones de estos parásitos.

Por otro lado, diremos que hay algunas diferencias clave entre las de cama y las chinches besuconas.

Control de plagas en chinches de cama

Vea lo que las hace diferentes:

Las plagas de chinches de cama se pueden encontrar más comúnmente en colchones, almohadas, grietas…en su edad adulta pueden llegar a medir 6mm, con un cuerpo plano lo que les permite esconderse en fisuras y costuras de colchones… escondites que utilizan para aparearse y colocar sus huevos.

Por otra parte, cuando las plagas de chinches no están alimentadas muestran un color marrón rojizo, pero cuando se alimentan su cuerpo se hincha y cambia a un color café rojizo. Las hembras se diferencian por tener un abdomen más redondeado.

En cuanto a su picadura puede variar considerablemente entre las personas, aunque la mayoría presenta áreas rojas en fila con picor y quemazón que desaparecen en unos días tras la aplicación de una crema calmante.

Con respecto a la Comunidad de Madrid tenemos que decir que es la región con mayor número de avisos de infestaciones por chinches. Para lograr un control de plagas Madrid exitoso se requiere de la participación de profesionales expertos.

Chinches besuconas

Esta otra variedad de chinche es muy conocida en América latina, recibió su nombre a principio del siglo XX, cuando se pensaba que las chinches besuconas picaban a las personas en la boca. Su color es marrón oscuro casi negro y algunas especies tienen franjas de colores visibles en los segmentos abdominales.

Su cuerpo tiene forma de pera y cuando alcanza la edad adulta puede llegar hasta los 40mm de largo, con boca alargada y terminada en pico. Su picadura al contrario de la de la chinche de cama puede propagar el mal de Chagas y se estima que cada año se infestan más de 16 millones de personas en Latino América, de las cuales unas 45.000 mueren a causa de esta enfermedad parasitaria.

La prevención es la acción más importante para luchar contra estos insectos y la enfermedad y un buen control de plagas ayudará a que deje de ser un problema latente de salud pública.

Si te gusta comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *