Planeta de ratas
29
Jul
2020
Control de plagas Plagas de ratas por

¿Sabemos cuántas ratas hay en nuestro planeta? ¿Existen sistemas de control de plagas efectivos para frenarlas?

Según un equipo de investigación de “La Sexta” el avistamiento de ratas es cada vez más frecuente en nuestro país. El incremento de las temperaturas está favoreciendo su reproducción, hasta tal punto, que en la última década se ha visto aumentado en un 20%.

Si ya era un problema de salud pública, ahora también podemos añadir la económica. A las ratas comunes, hay que añadir las ratas procedentes de otros países como Asia, que en algunos sitios de la geografía española ya están siendo una amenaza para los cultivos.

Hay investigadores que opinan que, si el mundo se enfrentase a una hecatombe, las ratas tendrían más probabilidad de sobrevivir y repoblarlo. Basando esta hipótesis en la gran capacidad de las ratas para infiltrarse en las principales masas terrestres, así como en su persistencia a pesar de los intentos de controlar la plaga de ratas en todo el mundo.

La pandemia ha cambiado el comportamiento de las ratas

Como no podría ser de otra manera, las ratas tienen y tendrán un lugar en la historia, y ahora en tiempos de pandemia continúan teniendo su espacio en las noticias. En las calles, puede que no se vieran personas, sin embargo, las ratas campaban a sus anchas por las calles de las ciudades de todo el mundo.

Al escasear su fuente de alimentos en las calles, las ratas se volvieron más agresivas, por la repartición de la poca comida que pudiesen encontrar.

Peleas entre ellas para conseguir quedarse con lo que encontraban, puesto que de repente la fuente de provisiones no estaba, pero necesitaban comer.

No podemos decir, que esto ha originado que muchas desaparezcan, lejos de ser verdad la presencia de ratas es más evidente y su número desafortunadamente es bastante elevado.

No queda más remedio que seguir actuando con un plan de choque y tratamientos eficaces de control de plagas en Madrid y otras ciudades donde se precise.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *