Control de ratas en invierno
25
Sep
2019
Control de plagas Plagas de ratas por

El verano está prácticamente terminando y la bajada de las temperaturas están a la vuelta de la esquina, lo que significa que debería bajar también la reproducción de algunas plagas como las ratas.

Pero, según un nuevo estudio, se cree que el calentamiento global traerá consigo un aumento tanto de las plagas urbanas como agrícolas, lo que conduciría a una pérdida significativa de cultivos y afectaría profundamente a la población.

Los científicos advierten que el calentamiento global de 2 grados centígrados afectará a muchas especies de plagas urbanas en todo el mundo.

Este aumento de temperatura también podría tener influencia sinérgica en la eficacia de los insecticidas en el control de las plagas urbanas.

Aunque realmente nadie sabe, cuáles serán las consecuencias a largo plazo del cambio climático.

Efectos del cambio climático en las ratas

Vemos como en los últimos años en los que los inviernos han sido más suaves, como las ratas han tenido más camadas y en ciudades como Madrid se ha experimentado grandes aumentos de llamadas para un control de plagas de ratas.

Y desgraciadamente, se espera que las grandes poblaciones de ratas continúen aumentando en nuestras ciudades, por tanto, debemos aseguraremos de que los controles de plagas minimicen la actividad de las ratas de una manera efectiva.

Recuerde que las ratas pueden transmitir una serie de enfermedades graves, incluso dar un impulso en la propagación de enfermedades como E. coli, a través de la saliva, la orina y las heces, además de transportar pulgas y garrapatas.

Es importante, tomar medidas para evitar que las ratas accedan a nuestros hogares o negocios ya que pueden convertirse rápidamente en cientos, especialmente si una hembra adulta ha construido su hogar dentro de nuestra casa.

Pero, a pesar de que las plagas de ratas son causantes de enfermedades y originan fuertes pérdidas económicas a nivel mundial porque dañan viviendas, instalaciones y cultivos, siguen siendo necesarias en la cadena trófica.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *