27
Nov
2019
Control de plagas Plagas de cucarachas por

¿Por qué nos asustan tanto las cucarachas? Si las cucarachas te ponen los pelos de punta, entonces probablemente, podría definirse como entomofobia. Ese miedo puede ser heredado o causado por factores como: su anatomía o por su capacidad de propagar enfermedades.

Pero, también esta fobia puede provenir de un trauma, tal vez fuiste mordido por una cucaracha, o tal vez, leíste demasiados artículos sobre la amenaza de las plagas de cucarachas

Entomofobia: miedo a las cucarachas y otros insectos

Independientemente de cómo o por qué has adquirido miedo a las cucarachas, lo cierto, es que el miedo es real. Una gran mayoría encuentran repugnantes a las cucarachas, sin tener que saber mucho sobre ellas.

Afortunadamente, el miedo es algo que puedes minimizar simplemente reduciendo la probabilidad de un encuentro con ellas.

La gran mayoría de las veces, la victima usa todos los medios disponibles a su alcance para asegurarse de que ninguna cucaracha, entre en su hogar. Para eso se instalan trampas y se rocían todas las áreas de la casa con insecticidas.

Pero, lo cierto, es que estos métodos no serán muy efectivos si hay una infestación de cucarachas grave. Y será necesario la ayuda de profesionales para el control de cucarachas en Madrid.

Expertos en eliminar plagas

Estas plagas son difíciles de eliminar e incluso pueden sobrevivir sin cabeza durante días.

Ante la primera señal de una infestación de cucarachas llámenos, para obtener más información sobre nuestros servicios de control de cucarachas al 915 47 54 59

Nuestros especialistas pueden encontrar los escondites de las cucarachas y ofrecer tratamientos para eliminar las plagas de cucarachas y deshacerse de ellas durante todas las etapas de su vida.

Las enfermedades que transmiten, es otra razón para poner en práctica métodos preventivos de control de plagas en su hogar o negocio.

Estos insectos han existido durante millones de años. Veamos una publicación de Ciencia y Salud.

El periodo de estancia del hombre moderno sobre la tierra es de unos 100.000 años, es decir menos de un tercio de milésima parte que el de las cucarachas. Y es asombroso que en los casi 400 millones de años transcurridos desde su aparición, las cucarachas no han necesitado cambiar de aspecto, por lo que son verdaderos fósiles vivientes.

Las cucarachas pudieron ser testigos de la primera aparición de ese instrumento maravilloso que es el poseer alas. Se pasearon entre las patas de los dinosaurios, y son más resistentes, comparativamente, que una ballena o un tiburón, sobreviviendo bien a catástrofes como las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagashaki en la 2ª Guerra Mundial.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *