Etiquetas de productos
13
Mar
2020
Control de plagas por

Cuando vais al supermercado y recorréis los pasillos en busca de alimentos ¿realmente sabéis lo que estáis comprando? ¿sabéis de dónde provienen los ingredientes que ponen en las etiquetas?

Si la idea de comer insectos no os atrae en absoluto e incluso puede dar cierto repelús, que diríais si os digo, que hay muchos productos alimentarios e incluso de belleza que tienen como aditivos insectos. ¡Y algunos de ellos están ahí a propósito!

Hoy compartiré información, que nos hará pensar antes de acudir a nuestro supermercado favorito y os servirá cuando leáis las etiquetas.

La Cochinilla en la Industria alimentaria

Lo primero de lo que hablaré será del colorante de la cochinilla, llamado también E120, y que a menudo puedes encontrar en las etiquetas de los productos que consumes.

Este compuesto natural ha sido utilizado por los humanos durante cientos de años, para obtener el color rojo hay que machacar (literalmente) los cuerpos secos de las hembras y ¡he aquí que se obtiene el colorante! Pero ¿sabías que se necesitan 70.000 cochinillas para obtener 450 gr.?

Aquí van, algunos de los alimentos en los que se puede encontrar:

  • Carne y pescado congelados
  • Refrescos, bebidas de frutas, bebidas energéticas, bebidas en polvo y bebidas alcohólicas
  • Yogures, helados y bebidas lácteas
  • Dulces, jarabes, chicles
  • Frutas enlatadas como cerezas y mermeladas
  • Sopas deshidratadas y sopas enlatadas
  • Salsa de tomate

Allá por el siglo XVI los españoles comenzaron su exportación a Europa, donde alcanzó un alto precio como colorante para teñir la ropa, dar color a la comida e incluso usado como pintura.

Posteriormente, los españoles la introdujeron en Canarias, donde su cultivo se convirtió en un importante recurso económico para las islas.

Aunque, cuando la naturaleza tiende a perder el equilibrio y existe un aumento de insectos alarmante, es necesario contrarrestarlo con un tratamiento de control de plagas.

Fuentes nutricionales o control de plagas

Sabemos que comer insectos es algo que ha existido durante siglos,  se estima que casi la mitad de la población mundial come insectos voladores, que pican o se arrastran,  aunque nos parezca extraño a una mayoría de nosotros.

No deja de ser irónico, que consumamos insectos que seguramente la mayoría de nosotros no estaríamos dispuestos a ingerirlos, a pesar de que ya lo hacemos.

Comparto algunas comidas que contienen trazas de insectos que probablemente no sabías que estaban allí.

  • Mantequilla
  • Zumo de tomate
  • Pimienta molida
  • Espaguetis
  • Harina
  • Pimentón
  • Orégano triturado
  • Espinacas congeladas
  • Espárragos

Así que, si para unos el beneficio reside en la posibilidad que ofrecen los insectos como fuente nutricional en un planeta cada vez más poblado, para otros consideran el control de plagas, como operaciones propias de acciones de saneamiento e higiene ambiental.

Y tú ¿estarías dispuesto a incluir insectos en tu dieta?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *